Skip to main content
Noticias M

Si hay un hecho que ha puesto de relieve es la pandemia es la falta de digitalización del sector sanitario. De la noche a la mañana, hospitales y centros de atención primaria tuvieron que adaptarse para poder atender a pacientes de la forma más remota posible, con todos los inconvenientes que esto acarreaba al no estar preparados para ello. Un escaso desarrollo de transformación digital que también ha quedado patente a la hora de gestionar datos y poder ofrecer información a tiempo real de lo que ocurría en cada centro hospitalario de cada comunidad autónoma. Una falta de preparación que ha puesto de manifiesto en el estudio realizado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), en colaboración con la Fundación Cotec, lanzado el pasado mes de junio.

Según este informe, en el que se ha analizado el nivel de madurez en la transformación digital de los servicios sanitarios en cuatro ámbitos: servicios digitales para pacientes y para profesionales, infraestructura IT de salud digital y sistemas analíticos, el índice global de la madurez de los sistemas de salud de las comunidades autónomas es bajo, tan solo del 31 por ciento.

El estudio elaborado a partir de los datos de 2018 y 2019 es un compendio de los datos ofrecidos por responsables de sistemas de información de 17 servicios de salud y ofrece resultados tan llamativos como:
• El grado de madurez y adoptación de tecnologías digitales para pacientes es del 22,8%
• Para profesionales, 41,3%
• En infraestructuras IT de salud digital la cifra es del 42,3%
• Los sistemas analíticos se sitúan en el 17,8%

Son precisamente las dos áreas con puntuación más baja las que han sido fundamentales durante los meses de pandemia, la atención a los pacientes remota y la capacidad de gestión de datos y facilitación de información en tiempo real.
Sin duda, ante la “nueva normalidad” donde por el momento ambos servicios siguen siendo fundamentales dada la situación actual y a medio plazo con la llegada de “una segunda ola” del virus, revertir ese suspenso en digitalización se convierte en una necesidad fundamental para el sector sanitario.

El camino andando por la Sanidad durante la pandemia no debe deshacerse, sino potenciarse para que la digitalización del sector se convierte en una realidad habitual. De hecho, el informe apunta cuatro conclusiones clave a la hora dar un paso un más:
• Desarrollar una estrategia de salud digital a nivel nacional acompañada de mecanismos de financiación.
• Nuevos modelos de prestación a través de la digitalización (foco en gestión de la cronicidad, envejecimiento saludable e impulso a la teleasistencia).
• Humanizar la tecnología para acercar más al profesional y al paciente, y proporcionar mayor calidad de vida.
• Transformar los datos en conocimiento para lograr mejores resultados en salud.

MYSPHERA, una pieza fundamental en la digitalización del sector sanitario

MYSPHERA lleva apostando desde su creación por un sistema sanitario digitalizado, donde la tecnología IoT juega un papel fundamental. Siendo conscientes de la poco incidencia que el mundo digital tiene en el sector, las soluciones buscan aportar facilidades en su implantación y para conseguir la optimización de los procesos, liberando de ciertas tareas a los profesionales para que puedan centrar su atención en lo más importante, la atención de los pacientes.

Soluciones esenciales en la digitalización sanitaria

ORVital, un sistema bluetooth, basado en tecnología de localización en tiempo real (RTLS) que permite tanto la visualización de procesos quirúrgicos como la optimización de los mismos.

Nuestra solución permite la localización y conocimiento de estado de los pacientes diarios en tiempo real, facilitando así las tareas de administración y gestión de la información. Una información actualizada que permite reducir los tiempos de espera del proceso y tener el control en tiempo real de la planificación. De este modo es posible conseguir un mayor control del flujo de pacientes y mejor coordinación de tareas en profesionales.

ATLAS, tecnología IoT enfocada al control de brotes infecciosos en centros hospitalarios. Un complemento para ORVital que permite obtener la trazabilidad de contactos de riesgo por tiempo de exposición y contacto.

Mediante esta APP instalada en los smartphones de profesionales médicos es posible conocer todos los contactos que los sanitarios han tenido dentro del centro, tanto con otros profesionales como con pacientes. De este modo, en caso de brote se dispone de toda la información de rastreo actualizada y en tiempo real.

LOCS, un sistema enfocado a los nuevos modelos de prestación digital basados en el envejecimiento activo de la población. La solución, englobada dentro del proyecto europeo ACTIVAGE con 12 pilotos repartidos a lo largo de 9 países europeos, está basada en la creación de entorno seguros que faciliten la vida independiente en su hogar de personas mayores que viven solas.

A través de sensores de movimiento instalados en habitaciones y puertas los familiares pueden conocer información tan importante como:
• Ausencia de actividad
• Ausencia prolongada de casa
• Problemas de sueño
• Ausencia en horas no habituales
• Rutinas diarias (descanso, alimentación, aseo…)
• Salida de zonas seguras
• Visita a puntos de interés

Tres soluciones innovadoras que buscan facilitar la atención sanitaria de la población, optimizar el trabajo de los profesionales médicos y mejorar la calidad de vida de la población envejecida y que pueden ser pilares fundamentales en la recuperación sanitaria tras la pandemia y la digitalización del sector a largo plazo.