Skip to main content
DestacadosNoticias

La automatización aumenta en más de un 12% el rendimiento de los quirófanos

By 30/03/2022junio 23rd, 2022No Comments

Artículo publicado por Redacción Médica – Ver original

El sistema ORvital de la empresa MYSPHERA mejora la gestión del flujo de pacientes y la coordinación entre sanitarios.

Tras cumplirse dos años de pandemia y haber pasado gran parte de las consecuencias del virus, parece que los hospitales vuelven a funcionar con cierta normalidad. La mayoría de las comunidades han logrado reducir los tiempos medios de espera quirúrgica y de diferentes especialidades, que aumentaron por el Covid-19, según los datos del Ministerio de Sanidad. Por ello, la digitalización y los sistemas como ORvital de MYSPHERA logran reducir este tiempo de espera y mejorar la atención de los pacientes.

Según señala la compañía, la reducción de los tiempos de espera «es una buena noticia pero sigue sin ser el mejor escenario». «Tal y como muestran los últimos datos del Ministerio de Sanidad, a pesar de que el tiempo de espera se ha reducido, el número total de personas en lista continúa aumentando. Todo ello pese al esfuerzo extra del personal, que sigue ampliando horarios de quirófano e incluso desviando pacientes a los hospitales privados», afirman.

Por este motivo, consideran que «las cifras continúan afectando a la situación sanitaria». «Esta problemática ha llegado ya hasta los hospitales privados, donde uno de sus principales atractivos era la no existencia de listas de espera», añaden.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, la lista de espera para una intervención quirúrgica fue de en 2021 de 121 días, frente a los 170 registrados en junio de 2020. Además un 18,9 por ciento de los pacientes llevaban más de seis meses de espera para la intervención, por debajo del 33,8 por ciento que había en junio de 2020. Fuente: Ministerio de Sanidad.

Desde MYSPHERA, compañía con más de 10 años de experiencia en el sector, explican que «para combatir esta situación tan arraigada en nuestro sistema sanitario se necesita mirar hacia al futuro, ya no sirven los planes temporales para momentos puntuales». «Los pacientes no deberían tener que esperar tanto tiempo, especialmente cuando ya existen las soluciones tecnológicas capaces de abordar estos problemas y ser un estandarte de la transformación digital tan necesaria para los hospitales», indican.

De hecho, esa amplia experiencia y conocimiento de los procesos y problemas concretos que afrontan los hospitales les ha permitido desarrollar soluciones completas que, más allá de localización al uso, cuentan con motor de gestión de flujos de trabajo que permite automatizar los procesos.

Reducción de los tiempos en quirófano

Recientemente, MYSPHERA ha presentado los resultados de su solución para bloques quirúrgicos, ORvital. En todos sus despliegues, ha conseguido aumentar el rendimiento quirúrgico más de un 12 por ciento, lo que se traduce en que los quirófanos que utilizan ORvital han tenido un rendimiento equivalente a un año de trece meses si los comparamos con periodos anteriores.

Especialmente destacables son los números obtenidos en los hospitales Vall d’Hebron de Barcelona y Saint Joseph de París. En el primero, el propio hospital ha calculado que, para un bloque de 19 quirófanos, la ratio de hora de inicio de los quirófanos se ha reducido en 35 minutos, las prolongaciones no previstas se redujeron en un 50 por ciento y el índice de ocupación de camas de URPA creció del 65 por ciento al 81 por ciento. En el segundo, donde se implantó la solución para la Unidad de Cirugía Ambulatoria, el hospital calcula que la solución les ha permitido aumentar la capacidad de la unidad en más de un 70 por ciento.

Salvador Vera, CEO de MYSPHERA, y el sistema ORvital.

¿Cómo funciona ORvital?

ORvital toma como base una herramienta tecnológica, un sistema de localización en tiempo real (RTLS) y construye en torno a él aplicaciones digitales para atacar problemas concretos en la gestión del flujo de pacientes y la coordinación entre el personal sanitario.

Salvador Vera, CEO y fundador de MYSPHERA, explica su funcionamiento: «Utilizamos nuestras pulseras para localizar cada paciente durante su estancia en el centro. Solo esto ya es un gran activo para medir y mejorar el flujo de pacientes, pero hemos ido un paso más allá al utilizar estos datos para automatizar y orquestar los procesos en los hospitales».

«Por ejemplo, si un paciente sale del quirófano, mandamos una tarea automática a los responsables de preparar la sala para la siguiente intervención. O si se notifica que tanto paciente como quirófano están listos para una cirugía, mandamos una tarea a los celadores para que procedan al traslado. Nuestro objetivo final es liberar a los profesionales sanitarios de que utilicen su tiempo en cualquier cosa que no sea la atención al paciente, ya sea en tareas administrativas, acciones de coordinación o esperas innecesarias», añade Vera.

La compañía subraya que la clave para reducir las listas de espera reside justo ahí, en la gestión del tiempo. «No solo el tiempo que tarda un paciente para ser atendido, sino el tiempo que la tecnología es capaz de aportar a los profesionales médicos para que lo dediquen enteramente a la atención de esos pacientes«, concluyen.

Ratio de tiempo en las intervenciones y gestión de camas hospitalarias. Fuente: MYSPHERA.