Skip to main content
Lean Healthcare

Automatización del proceso quirúrgico: El viaje del paciente

En la constante búsqueda de mejorar la atención médica, la experiencia de los pacientes y optimizar los procesos médicos para reducir lo máximo posible las listas de espera quirúrgicas, la automatización se ha convertido en un pilar fundamental.

Lo que de forma habitual es un proceso lleno de incertidumbre y preocupaciones, con posibles contratiempos para los profesionales médicos (cambios de horarios, retrasos, problemas de coordinación entre departamentos, etc), ahora gracias a la tecnología es posible incorporar cambios significativos a la hora de atravesar una intervención quirúrgica.

Nuestra filosofía es conseguir ‘ahorrar’ el máximo tiempo posible para que los sanitarios puedan dedicarlo a lo más importante: los pacientes. De este modo, nuestra tecnología es capaz de eliminar tantas acciones manuales como es posible con el objetivo de automatizar casi al completo el proceso y su medición. Además, esto permite que no solo los pacientes obtengan directamente los beneficios de una atención optimizada y eficiente, sino también sus familiares. Y es que durante todo el proceso estos reciben información en tiempo real del paciente, así como notificaciones e información por parte de los sanitarios.

El viaje del paciente con MYSPHERA

MYSPHERA | ORvital: El viaje del paciente

Llegada a admisión

Cuando el paciente llega a admisión del centro hospitalario recibe su pulsera identificativa que incluye el dispositivo de localización. En este momento su estado dentro del proceso y que será recogido por las diferentes pantallas informativas de los profesionales será: Admisión.

El paciente llega a la sala de preparación (URPA)

Tras su llegada, su siguiente paso será la sala de preparación. En este momento, con el cambio de área su estatús cambia a ‘en preparación’.

El paciente es colocado en una cama o sillón

Cuando al paciente se le asigna una cama o silla, el sistema de localización del activo se enlaza con el del paciente y, por tanto, ahora en las pantallas informativas también aparecerá esta información.

Además de las pantallas referidas a cada tramo del proceso, nuestra solución también incluye una pantalla de gestión de camas que muestra la identificación de la cama, el estado de la misma (limpia, lista, en uso, sucia), el tiempo de inactividad y el paciente asociado a ella.

Se notifica que el paciente está preparado para la cirugía

Una vez el paciente está preparado para la cirugía se notifica al sistema mediante la pulsación del botón que incorpora su pulsera de identificación. Si el quirófano también está preparado, se enviará una tarea automática a los celadores para que procedan al traslado. Su estado en este momento sería: ‘Preparado’.

El paciente llega al quirófano

Una vez el paciente entra en el área de quirófano, nuestro sistema detecta su presencia y registra de forma automática su entrada y su ubicación precisa. Esto permite un seguimiento en tiempo real del proceso con datos veraces y eliminando la tarea manual de recopilar toda esta información. Su estado durante esta parte del proceso es: ‘En cirugía’

El paciente sale del quirófano

Una vez termina la cirugía. los sanitarios desde la pantalla del sistema que se encuentra en quirófano, envian la tarea a celadores para su traslado. Cuando el paciente cambia de ubiación su nuevo estado es ‘Fin de cirugía’ y esto, a su vez, genera el envío de la tarea automática al equipo de limpieza para que preparen el quirófano para la siguiente intervención.

Tras esto, todo el proceso volvería a comenzar de nuevo con un nuevo paciente.

¿Cómo viven los familiares todo este proceso?

Desde el momento en el que paciente recibe su pulsera de identificación, toda la información relativa a su estado pasa a estar visible tanto en las pantallas informativas habilitadas en la sala de espera como a través de la app: Sala de espera virtual.

De esto, los acompañantes puede ver en tiempo real todos los cambios de estado del paciente, sabiendo en todo momento en qué parte del proceso se encuentra.

Además esto permite poder enviar notificaciones e información adicional como por ejemplo avisos de retrasos.

Este sistema aporta tranquilidad a una situación ya de por sí estresante y, además, evita las interrupciones al personal por falta de información.

 


Este es el viaje del paciente de la mano de ORvital, nuestra solución integral para el bloque quirúrgico. Pero sus funcionalidades y opciones van mucho más allá.

📍Descubre más sobre ORvital

Save time.
Improve care.