Skip to main content

East Kent Hospital University NHS Foundation Trust se une a los más de 40 hospitales europeos que cuentan ya con este sistema de localización de los pacientes en cualquier momento y lugar del proceso quirúrgico.

 

Artículo publicado en medios británicos:

HTN – Health Tech Newspaper

 

Con las listas de espera disparadas en cifras récord, a finales de marzo de 2021 se situaban en torno a los cinco millones de pacientes, la prioridad para todos los hospitales del NHS es conseguir la máxima eficiencia de los departamentos quirúrgicos. Un desafío al que también se suma los obstáculos que provocan los retrasos. Según las estadísticas ofrecidas por el NHS, un tercio de las operaciones se inician con al menos 30 minutos de retraso.

Dos retos importantes que East Kent Hospital University NHS Foundation Trust quiere superar con el sistema pionero de MYSPHERA de localización y seguimiento de pacientes. A través de esta solución, el personal clínico y los gestores pueden ver de un vistazo en qué punto del proceso quirúrgico se encuentra cada paciente, lo que contribuye a mejorar la eficiencia quirúrgica. El sistema funciona mediante balizas electrónicas que utilizan Bluetooth Low Energy (BLE) para recibir información a través de las pulseras de identificación digitales de los pacientes.

Un sistema que se estrena en Reino Unido, pero que ya ha sido implantado con éxito en 40 hospitales de Europa, entre ellos el Vall d ’Hebrón de España. En solo un año trabajando con la solución de MYSPHERA, este centro de referencia mejoro más de 10% el rendimiento de las cirugías y logro un ahorro de más de 2 millones de euros.

Una evolución digital que ha permitido a sus profesionales controlar el flujo de pacientes y a evitar cuellos de botella, mejorando así la eficiencia del servicio y aumentando la capacidad. Una optimización de los recursos que minimiza los retrasos y posibilita el seguimiento de los tiempos de las cirugías.

Además, el sistema permite que los familiares de los pacientes puedan comprobar su estado dentro del proceso clínico, lo que evita las interrupciones del personal y aumenta la satisfacción.

Alexis Warman, jefe de desarrollo de servicios del East Kent Hospital University NHS Foundation Trust, tiene claros los posibles beneficios del sistema.

«Mientras seguimos y controlamos a los pacientes en todo el hospital, mejorando así la puntualidad y la comunicación, otra de las principales ventajas de este sistema es que los datos serán indiscutiblemente precisos, estarán en tiempo real y se habrán creado automáticamente. Esto reduce la dependencia y la presión sobre los recursos del personal para introducir la información manualmente y nos proporciona un registro totalmente preciso de cada etapa del recorrido del paciente por el quirófano.
 

«Como resultado, los datos son potentes y pueden poner de relieve rápidamente las áreas de interés e impulsar el cambio. Este proyecto piloto nos permitirá investigar y medir todos los cambios y beneficios de contar con un sistema de este tipo y nos permitirá predecir la magnitud de los beneficios si este sistema se implantara en todos los quirófanos.»

El sistema se está implantando con el apoyo de Beautiful Information, una asociación entre el NHS y el sector privado que ofrece información única en tiempo real a las organizaciones del NHS para ayudarles a planificar y dotar de recursos los servicios clínicos. Scott Parker, director general, explica que «la solución complementará las soluciones en tiempo real de Beautiful Information que ya están integradas en el Trust, proporcionando datos valiosos para alimentar sus cuadros de mando operativos y las listas de seguimiento de pacientes. De este modo, se obtendrá una mayor visibilidad de la actividad de los quirófanos, lo que contribuirá a mejorar la eficacia y la atención a los pacientes.»

Nuestra directora general en el Reino Unido, Annys Bossom afirma que «se trata de una primicia para un consorcio hospitalario del Reino Unido y estamos realmente entusiasmados porque sabemos que otros hospitales punteros de Europa ya han realizado mejoras significativas que, en última instancia, benefician a los pacientes.»