Skip to main content
Tecnología MYSPHERA

La pandemia llegó como un tsunami global, una ola vírica inesperada y difícil de asumir en todos los sectores de la sociedad. No obstante, el más damnificado de todos ha sido, sin lugar a duda, el sanitario. Un sector que no solo tuvo que lidiar contra las consecuencias del virus, sino que además tuvo que seguir atendiendo en la medida de lo posible el resto de las necesidades sanitarias de la población. Una gestión improvisada, y a contrarreloj, en la que la digitalización ha sido clave para poder adaptarse. De este modo quedó demostrado que el germen digital que lleva cultivándose desde hace tiempo en el sistema de salud es realmente un cambio de modelo que no solo ha llegado para un momento de necesidad, sino que es una evolución que no debe dar marcha atrás.

 

El alto contagio del virus y la importancia de las medidas de prevención y protección han llegado a replantear completamente el modelo actual para los profesionales sanitarios, tanto en su relación con los pacientes como con sus propios compañeros de profesión, incluso con los familiares.

 

Una transformación que se ha presentado de forma tan inesperada y rápida que puede llegar a generar dudas entre la población y los propios profesionales médicos. ¿Puede la tecnología deshumanizar la relación médico-paciente? ¿Las nuevas herramientas digitales restan valor a la labor de los profesionales?

 

Sin embargo, la tecnología ya está presente en casi todos los ámbitos de nuestra vida diaria. De hecho, el sistema hospitalario no es ajeno a ella, puesto que hasta el momento se han hecho avances como la historia clínica digital.

Para este gran salto hacia adelante que supone una digitalización mucho más amplia de la sanidad, lo más importante es utilizar las herramientas adecuadas que permitan construir un sistema centrado en aportar valor, tanto a los pacientes como a los profesionales. Soluciones capaces de sumar al encomiable esfuerzo que realizan los sanitarios y, a su vez, mejorar la calidad asistencial y la experiencia completa del paciente.

¿Cómo aportar valor a través de la tecnología al proceso sanitario?

Una persona que acude a un centro sanitario con una necesidad se topa en muchas ocasiones con multitud de obstáculos y retos que dificultan su atención y merman su experiencia. Un ejemplo de ello son los diferentes departamentos u equipos por lo que puede pasar un paciente, puntos de contacto en los que debe repetir información, variar de interlocutor, …

Por otro lado, los profesionales médicos deben no solo atender a ese paciente, sino lidiar con diferentes gestiones y tareas que interfieren en su trabajo, los devalúan e incluso frustran su labor.

 

Sin embargo, empleando la tecnología adecuada es posible lo más importante: no perder de vista a un paciente y su necesidad vital de atención.

Nuestras soluciones, enfocadas a dos de las áreas más importante y complejas como el Bloque Quirúrgico y Urgencias, están integradas al servicio del paciente, aportando la información fundamental para que la atención sea totalmente sincronizada y coordinada entre los diferentes equipos de atención.

A través de la localización en tiempo real que nos ofrece el RTLS es posible ir un paso más allá y ofrecer una experiencia completa en la que el paciente está totalmente localizado dentro de las instalaciones sanitarias. Cualquier profesional puede tener acceso rápido a toda su información detallada desde un dispositivo tan común como un smartphone o una Tablet. Conocer en todo momento su estatus permite que todo el proceso sea mucho más fluido entre los diferentes departamentos, que están informados y notificados en todo momento de los cambios de localización y, por tanto, de las necesidades que estos requieren.

 

Por su parte, los profesionales reducen sus tareas administrativas para centrarse completamente en los pacientes, convirtiendo todo el proceso en una experiencia fluida y mucho más próxima.

 

Y siempre que hay un paciente detrás hay una familiares estresados y preocupados por su ser querido. Nuestra tecnología de ‘Sala de Espera Virtual’ los mantiene completamente informados del estado de su familiar desde pantallas integradas en el centro sanitario, así como desde el propio smartphone a través de una app. Un sistema que además les permite conocer posibles retrasos en la atención, cambios y notificaciones por parte del personal médico.

 

En definitiva, la tecnología capaz de transformar el sistema sanitaria ya existe, el verdadero reto es lograr un cambio en el modelo de adquisición para primar soluciones en las que el paciente, el profesional médico y la innovación sean lo verdaderamente importante.

 


 

MYSPHERA, soluciones digitales orientadas a aportar valor a la experiencia del paciente y la labor de profesionales médicos

? Descubre más sobre ORvital

? Descubre más sobre Stela

Leave a Reply

diecinueve + diecinueve =