Skip to main content
Noticias

Artículo en Redacción Médica | La tecnología, la llave para acabar con las listas de espera

By 21/06/2022julio 4th, 2022No Comments

Artículo original publicado por Redacción Médica


Para estabilizar las cifras hay que aumentar un 10% la actividad quirúrgica cada año; la solución de MYSPHERA es clave

Trabajar en la eficiencia quirúrgica puede ser la llave para resolver los problemas de las listas de espera de la sanidad española. Es una de las ideas por la que apuestan los expertos como Antonio Burgueño, director del proyecto Venturi, quien afirma que para «aumentar la capacidad de respuesta del sistema sanitario hay que sumar todos los recursos cualquiera sea su titularidad».

Precisamente, la aplicación de la tecnología en sanidad ha sido lenta, pero constante en los últimos años. No obstante, este retraso se ha visto agudizado con la pandemia del Covid-19 y es necesario tomar medidas cuanto antes.

En ello trabaja Burgueño, cuya iniciativa está destinada a analizar la eficiencia del sistema sanitario y buscar soluciones a sus grandes problemas. Las listas de espera llevan años siendo un lastre, pero desde 2020 los datos son «extremadamente preocupantes». «En la espera de primera consulta de especialidades se está produciendo un incremento constante desde junio del 2020. En diciembre de 2021 había 2,8 millones de pacientes, 300.000 más que en 2019», afirma el experto.

Burgueño: «Para aumentar la capacidad de respuesta del sistema sanitario hay que sumar todos los recursos cualquiera sea su titularidad»

Además, subraya que aunque las listas parecen equilibradas a niveles pre pandemia en el caso de la quirúrgica, no termina de ser un buen dato, puesto que en 2020 se calcula que dejaron de hacerse 850.000 cirugías por la crisis sanitaria. «Esta cuestión no es baladí si tenemos en cuenta que, según nuestras estimaciones, durante los años 2020 y 2021 se han producido 1,06 millones de entradas menos en el registro de espera de las diferentes comunidades autónomas», indica Burgueño.

Hablamos de un gran problema latente para cuya resolución es vital contar con soluciones tecnológicas que aumenten los recursos y potencien la eficiencia del sistema sanitario. De hecho, Burgueño especifica que los 4.500 quirófanos que hay en España deben pasar de una media de 1.166 intervenciones por quirófano a una media de 1.500. Es decir, incrementar su rendimiento medio en el 30 por ciento, según los datos del proyecto Venturi.

Realidad distorsionada de las listas de espera

En esta misma línea, Anna Ochoa de Echagüen Aguilar, médico internista, y Marc Sales i Coll, ingeniero industrial, ambos de la consultora Essentia Health, coinciden en la «afectación importante» de las listas de espera por la pandemia. De hecho, ellos apuntan que la realidad de las listas está distorsionada. «La inclusión de pacientes ha bajado mucho porque no solo se ha dejado de operar sino también se ha dejado de diagnosticar», expresan.

Por su parte, Burgueño muestra también su preocupación por aquellas personas que están en proceso de diagnóstico, en su casa sin haber sido vistos por un médico o sin saber ni siquiera que están enfermos. «En el camino hasta el diagnostico pueden acumularse retrasos que en su conjunto pueden ser preocupantes, en función de la patología que se trate. Una vez finalizado este proceso, el profesional clínico ya tiene al paciente en su radar, ya sea para cirugía u otras terapias que se consideren», apunta.

¿Cómo afecta al paciente este retraso en las listas de espera? Sin duda, le crea inquietud y empeora sus expectativas de recuperación, apunta Burgueño. Mientras que Ochoa y Sales lamentan que el alargamiento en la espera «provoca un empeoramiento mayor de la salud del paciente, que afecta al acto quirúrgico como su recuperación post-quirúrgica que requiere de mayor atención y cura».

Ochoa y Sales confían en que se recupere el ritmo de la actividad quirúrgica de 2019, sin embargo, lo consideran «insuficiente» para acabar con este problema. «Sería necesario un incremento de esta actividad, seguramente con los mismos recursos en número de quirófanos y profesionales, para poder hacer frente al colapso inicial y reducir el número total de pacientes en espera, muchos de ellos fuera de plazo de garantía y, paralelamente, ir recuperando todos aquellos todavía no diagnosticados», consideran.

Precisamente ahí es donde la tecnología puede sumar y conseguir ese incremento extra en la actividad quirúrgica con los recursos disponibles. Soluciones como la de MYSPHERA, que transforman la gestión para reducir el tiempo entre intervenciones.

Soluciones para acabar con las listas de espera

Los profesionales de la consultora apuntan al 2024 como fecha para «recuperar y equlibrar las listas de espera quirúrgica de todas las patologías en España». No obstante, habrá que emplearse a fondo para conseguirlo e incrementar la actividad un 10 por ciento cada año.

En MYSPHERA cuentan con soluciones para acabar con las listas de espera y se pueden aplicar en cualquier centro sanitario, con resultados probados de aumento de más del 12 por ciento en rendimiento quirúrgico en varios hospitales europeos. Desde Essentia destacan que el rendimiento de los quirófanos es preocupante y hoy en día existen metodologías y tecnologías que pueden «aprovechar mejor las horas disponibles de estos espacios y contribuir así a mejorar la experiencia de pacientes y profesionales y poder llegar a más personas con el mismo número de quirófanos».

Ochoa y Sales: «Disponemos de la solución tecnológica que nos indica en tiempo real qué pasa dentro de los bloques quirúrgicos. Esto puede ayudar en la toma de decisiones»

Concretamente, tal y como relatan los expertos, estos sistemas han realizado mejoras operativas a lo largo del flujo del paciente, del flujo de la comunicación entre profesionales o entre paciente y profesional, y mejorado enormemente el flujo logístico de los productos y materiales necesarios para realizar la cirugía con la máxima seguridad, calidad y eficiencia.

«Disponemos de herramientas tecnológicas que nos indican en tiempo real que está pasando dentro de los bloques quirúrgicos. Esto puede ayudar en la toma de decisiones para poder saber, de forma fiable, cómo podemos aumentar la eficiencia quirúrgica», explican.

En esta misma línea, la planificación será esencial para anticiparse a la demanda de la lista de espera y repartir los recursos quirúrgicos. De esta forma, apuestan por trabajar como un único equipo con el fin de cumplir con los plazos de garantía de todos los pacientes que están a la esperan.

De la misma opinión es Burgueño, que destaca las soluciones de MYSPHERA como «plataformas logísticas que nos agilizan para sacar trabajo burocrático o tareas administrativas realizadas por profesionales asistenciales que así pueden liberar su tiempo y dedicarlo a la actividad quirúrgica y al paciente».