form-button

    Contacto

    Sus datos serán tratados por MYSPHERA, S.L., con el fin de gestionar su duda o cuestión, de igual manera sus datos podrán ser tratados con fines de archivo histórico o estadístico. Sus datos son tratados en base al consentimiento prestado mediante el envío de dicho formulario. Sus datos personales no serán cedidos a terceros, salvo los supuestos previstos en la legislación vigente. Los usuarios cuyos datos sean objeto de tratamiento podrán ejercitar gratuitamente los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad o, en su caso, oposición de sus datos, en los términos especificados en el Reglamento General de Protección de Datos de Carácter Personal, conforme al procedimiento legalmente establecido. Estos derechos podrán ser ejercidos dirigiendo comunicación por escrito, debidamente firmada, acompañada de fotocopia del DNI, a MYSPHERA, S.L., Ronda Auguste y Louis Lumiere 23, Nave 13, Paterna (Valencia) o a través de la dirección de correo electrónico gdpr@mysphera.com . Los datos de los usuarios cuyos datos son tratados, podrán ser conservados mientras que estos no ejerzan los derechos de supresión u oposición. Asimismo, en caso de considerar vulnerado su derecho a la protección de datos personales, podrá interponer una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos (www.agpd.es).

    Como abordar los 3 retos que afronta la sanidad

    El modelo tradicional sanitario ya tenía síntomas de agotamiento antes de la pandemia, y esta crisis no ha hecho más que acelerar el proceso de digitalización que nuestro sistema venía necesitando desde años atrás.
     
    Si bien es cierto que tanto la situación de emergencia sanitaria como el ‘boom’ tecnológico que ha vivido el sector en el último año y medio todavía puede resultar abrumador. Lo verdaderamente importante es el paso que se ha dado para solventar 3 retos que afronta la sanidad, y más aún tras la pandemia.
     
    Los tres principales obstáculos son: las listas de espera, el agotamiento de los profesionales médicos y, en consecuencia, a ambos, la satisfacción de los pacientes con la atención recibida.
     

    #1º reto sanitario: Las listas de espera
     
    Es evidente que la COVID-19 ha arrastrado las listas de espera hasta cifras alarmantes. No obstante, estas ya suponían un inconveniente para la atención sanitaria optima y eficiente antes de 2020.
    Y es que los pacientes que en lista de espera no solo ven mermada la calidad de su atención sanitaria, sino que esta situación puede provocar incluso un empeoramiento de su salud a medio y largo plazo.
     
    Más información sobre las listas de espera

     

    #2º reto sanitario: El agotamiento de los profesionales sanitarios
     
    El agotamiento de los sanitarios es real, ya lo era antes de la COVID-19, y ha llegado al extremo en la actualidad. De hecho, según afirma Mutual Médica: ‘los expedientes de baja entre médicos crecieron un 180 por ciento en 2020 durante los meses más fuertes de la pandemia en relación al mismo periodo del año anterior’.
     
    Una realidad difícil de combinar con la situación de emergencia actual, una población envejecida con mayores necesidades sanitarias, el aumento de la preocupación por la seguridad del paciente y la calidad de la atención recibida.
     
    #3º reto sanitario: La satisfacción de los pacientes con la atención sanitaria
     
    El tercer reto sanitario precisamente surge combinando los dos primeros. ¿Cómo puede el sistema de salud conseguir que la población tenga una buena percepción de la atención sanitaria si los médicos están agotados, sobrepasados en muchas ocasiones, y no hay recursos suficientes para que sean atendidos?

     

    La solución para abordar estos retos está a nuestro alcance: Mejorando los datos y los procesos en tiempo real con la transformación digital sanitaria
     
    El primer paso para poder abordar una situación compleja es conocer en profundidad la magnitud del problema a través de datos precisos y oportunos. Cuanto más precisos sean, más y mejores decisiones podrán tomar los centros sanitarios y, por tanto, impactar de forma positiva en el flujo de pacientes, la satisfacción de estos y potenciar los principales objetivos sanitarios.
     
    Solo con los datos y la información precisa en tiempo real de un hospital este será capaz de reducir sus tiempos de espera en las distintas fases del flujo de pacientes, optimizar los recursos y el personal y, por tanto, ofrecer la mejor calidad asistencial posible.
     
    Sin embargo, los datos también presentan sus propios obstáculos.
     
    • Poder tener acceso la información cuando sea necesaria dentro de la cantidad ingente de datos que recoge un hospital.
    • Que los datos sean introducidos de forma correcta en tiempo real.
    • Disponer de ellos de una forma en la que resulte fácil poder tomar decisiones. Los datos en sí no bastan, es necesario poder visualizarlos de forma cohesionada y coherente.
     
    ¿Y si una solución tecnológica permitiera eliminar estos retos, proporcionar información y datos en tiempo real para que cada hospital pudieran ver sus procesos y ser capaces de analizar de forma eficaz?
     
    Precisamente ahí es donde juega un papel fundamental una solución IoT-RTLS como ORvital. Un sistema inteligente y polivalente que no solo ofrece datos en tiempo real de pacientes y recursos, sino que además es capaz de orquestar y automatizar tareas, eliminar tiempos muertos en los recursos, organizar de forma eficiente la programación quirúrgica e, incluso, aportar información en tiempo real a familiares.

    By: Mireya Lázaro

    27/07/2021

    MYSPHERA